Ir al contenido principal

Entradas

Carlos Vaz Ferreira en Moral para Intelectuales hablando sobre la evaluación docente.

 "El deber de cultura en los estudiantes se oscurece y se complica, sobre todo, por la acción fatal, forzosa, que ejercen sobre la manera de estudiar, y sobre las mismas mentes juveniles, ciertos procedimientos de fiscalización de que el Estado, al organizar la enseñanza, no puede prescindir.
   Esos procedimientos, sean exámenes propiamente dichos, o realícense en cualquier otra forma de las usuales tienden, unos en mayor, otros en menor grado, a producir un efecto estrechante y hasta, desde cierto punto de vista, y por paradojal que esto les parezca por el momento, también inmoral. Especialísimamente los exámenes comunes, producen un doble mal, de orden intelectual y de orden moral.
Entradas recientes

El pensamiento uruguayo y la forma en la que nos vinculamos al conocimiento en nuestro país por @fedelagrotta

Desde mi posición de alumno empecé a cuestionar algunas cosas sobre la enseñanza de las humanidades (mi campo de estudio) y creo que el principal problema es este: la forma en que el sistema educativo nos configura la cabeza para pensar, entender, es decir para crear, tener opinión, investigar (eso no se fomenta mucho), para innovar y para, en conclusión, enfrentarnos al mundo. Tenemos cierta fascinación por un tipo de saber específico, que es el del saber enseñado, el conocimiento por el conocimiento mismo del objeto o problema, y esto se ve especialmente en el uso de los libros.

¿Dónde y cuándo surgió el principio y la realidad colegialista? El Ejecutivo Colegiado. Génesis del Colegiado

El Ejecutivo Colegiado. Génesis del Colegiado*
¿Dónde y cuándo surgió el principio y la realidad colegialista? La historia del mundo, aún en una breve reseña, nos dará la respuesta.
¿En el gran Sanhedrín, compuesto de setenta y dos miembros, encargado de resolver todos los asuntos de interés general del pueblo hebreo?
¿En Esparta con la Asamblea, el Senado, dos reyes y cinco éforos?
¿En Atenas con los “Treinta Tiranos”, gobierno impuesto por el general espartano Lisandro, como vencedor de la democracia ateniense?
¿En Roma, con el primer Consulado constituido por Bruto y Tarquino Colatino o en los siguientes?
¿O en la misma Roma con los dos “Triunviratos”, el primero con Craso, Pompeyo y César y el segundo con Marco Antonio, Octavio y Lépido?
¿O en la Revolución Francesa, con tres ejemplos de Colegiado: la “Convención”, el “Directorio” y el “Consulado”, disuelto al surgir el encumbramiento de Napoleón Bonaparte como Cónsul único?
¿O en el Río de la Plata, con la Junta de Mayo, compues…

Sobre crear, evaluar y juzgar: Prólogo a “Páginas escogidas” de Antonio Machado.

“Mi costumbre de no volver nunca sobre lo hecho y de no leer nada de cuanto escribo, una vez dado a la imprenta, ha sido causa en esta ocasión de no poco embarazo para mí. El presentar un tomo de Páginas escogidas me obligó no sólo a releer, sino a elegir, lo que supone juzgar. ¡Triste labor! Porque un poeta, aunque desbarre, mientras produce sus rimas está siempre de acuerdo consigo mismo; pero, pasados los años, el hombre que juzga su propia obra dista mucho del que la produjo. Y puede ser injusto para consigo mismo: si, por amor de padre, con exceso indulgente, también a veces ingrato por olvido, pues la página escrita nunca recuerda todo lo que se ha intentado, sino lo poco que se ha conseguido.

La Doctrina del Arbitraje Amplio. Por Eduardo Jiménez de Aréchaga

Para conmemorar, desde la perspectiva internacional, los 100 años de EL DÍA* es apropiado reseñar brevemente el aporte fundamental que este diario, y los hombres de este diario, han hecho a la doctrina internacional que mejor define y prestigia a Uruguay en el escenario internacional. Esa doctrina se consagra y condensa en el primer inciso del artículo 6to de nuestra Constitución que dice: “En los tratados internacionales que celebre la República, propondrá la cláusula de que todas las diferencias que surjan entre las partes contratantes serán decididas por el arbitraje u otros medios pacíficos”.

Luis Batlle Berres, Pensamiento y Acción - Datos Biográficos.

SU VIDA*
 El señor Luis Batlle Berres nació en Montevideo el 26 de noviembre de 1897.  Fueron sus padres Don Luis Batlle y Ordóñez y Doña Petrona Berres Mac Entyre. De dicho matrimonio nacieron siete hijos: los mellizos Jorge y Lorenzo, José Alberto, José, Duncan, Sara y Luis Conrado, el último de ellos, que sobreviviera a todos.   Doña Petrona Berres Mac Entyre falleció en 1900. Don Luis Batlle y Ordóñez se casó por segunda vez con Doña María Elena Santos Mac Entyre, media hermana de aquélla, en 1902, de cuyo matrimonio nacieron Don Marcos y Doña Marta Batlle Santos. Don Luis Batlle y Ordóñez falleció en 1908, Doña María Elena Santos Mac Entyre de Batlle y Ordóñez falleció el 24 de marzo de 1964.  Huérfano de madre a los tres años y de padre a los once, Luis Batlle Berres fue criado en casa de su padre hasta la edad de 15 años, en la que pasó a vivir con su ilustre tío, Don José Batlle y Ordóñez, en su quinta de "Piedras Blancas". De allí salió, a la muerte de Doña Matilde…

Americanismo y nacionalismo literarios inmediatos a la Independencia (en el Río de la Plata) por Arturo Ardao.

Americanismo y nacionalismo literarios inmediatos a la Independencia*
(…)    El concepto de “literatura nacional” fue puesto en boga por el romanticismo, sobreviviéndole luego; pero además de las motivaciones de escuela literaria, influyeron las de carácter político, en relación con el despertar de nacionalidades, fenómeno, por otra parte, propio también de la conciencia romántica. Este despertar fue muy vivo en Europa entre fines del primer cuarto y comienzos del segundo tercio del siglo, cuando más incitante frescura histórica ostentaba la sola palabra “nacional”: es decir, por las fechas precisas de la culminación de nuestra América de la guerra de la Independencia y la organización inicial de los distintos estados nacionales.